abejarucos

El Abejaruco: principal enemigo de las abejas

Cuando te preguntas qué es un abejaruco, quizá te venga a la mente algún tipo de insecto, pero no podrías estar más alejado de la realidad: se trata de una especie de ave migratoria particularmente conocida por su bello plumaje.

Conoce más sobre ella en este artículo, quienes son además la única especie capaz de acabar con las abejas. 

¿Qué es el Abejaruco?

El nombre científico del abejaruco es Merops. Pertenecen al orden de los coraciiformes, formando parte de la familia meropidae dentro del género merops. En otras palabras, comprende a una familia de diversas especies de merópidos. 

Una de sus mayores peculiaridades la encontramos en el abejaruco y su nido, ya que es ampliamente conocido por ser el ave que pierde gran parte de su pico haciendo el nido. 

Por otro lado, su nombre puede que te suene familiar a otro animal. Y es que se le conoce como Abejaruco por el hecho de que su principal alimento, aunque no es el único, son las abejas. Esto quiere decir que las ataca con la intención de nutrirse.

El abejaruco europeo o abejaruco común se trata de una especie de ave particular, que cuenta con un plumaje policromo, lo que quiere decir que el mismo puede resaltar en una gran variedad de colores y todos al mismo tiempo.

Cómo identificar a un abejaruco

No es un ave muy grande, suele medir entre los 25 y 29 centímetros. La envergadura, manteniendo sus alas desplegadas, oscila entre los 36 y 40 centímetros. Por otro lado, su peso va desde los 50 hasta los 70 gramos. 

Se puede decir que en términos generales los colores de un abejaruco son el azul en el pecho, mientras que en su vientre, se irán distinguiendo diferentes tonalidades de verde. En su cabeza generalmente encontraremos un color canela que se transforma en amarillo a medida que baja hasta su cuello. 

Una de las principales características del abejaruco es la forma de su ojo. Y es que cuenta con una especie de antifaz que lo adorna. Su pico es largo y fino, con una ligera curvatura. Existe una especie de estos que, a pesar de ser policromáticos, no cuenta con el color rojo en su plumaje mientras que otros sí.

¿Se puede identificar a un abejaruco por su canto?

El abejaruco posee un canto monótono que hace que sea considerada un ave especialmente rudiosa. De hecho, su canto es muy singular y es fácil distinguirlo de otras aves que poseen un canto mucho más melodioso y agradable al oído humano.

El canto del abejaruco es constante y muy repetitivo, emitiendo una y otra vez la misma nota, con una intensidad potente y de manera incansable. La intensidad del sonido hace que su canto pueda ser oído a grandes distancias.

Diferencias entre macho y hembra

Para diferenciar al macho y a la hembra del abejaruco es importante fijarse sobretodo en el plumaje y los colores que posee, ya que son los detalles que varían levemente entre ambos sexos. 

Por un lado, tenemos a los machos que cuentan con un color castaño un poco más oscuro, mientras que en sus partes dorsales el color se hará más brillante. Las hembras tienen tonalidades un tanto verdosas en el área del ala y el obispillo. 

¿Cuál es el hábitat del abejaruco europeo?

El abejaruco es considerado como un ave migratoria que se puede encontrar en África, Asia y Europa. Suelen emigrar en invierno a la zona africana del Subsahara. Llegada la primavera, este ave emigrará de vuelta a la Península Ibérica.

Por lo general se encuentra en las partes bajas de las montañas, no se le ha ubicado en altitudes que superan los 1500 metros sobre el nivel del mar. Tienden a vivir en zonas abiertas, como cultivos y pastizales, y tiende a asentarse cerca de cursos fluviales. En España tiene una gran presencia, pudiendo encontrar cientos de colonias.

¿Cuál es el hábitat del abejaruco europeo?

La alimentación del abejaruco europeo es a base de insectos, ya que es un ave insectívora. Como ya se mencionó, tienen una gran preferencia por las abejas, en especial aquellas que recolectan miel (abejas melíferas). 

Sin embargo, también son capaces de alimentarse de hormigas, abejorros, avispas e incluso de libélulas y mariposas, por lo que se puede concluir que básicamente se alimentará de aquellos insectos capaces de volar, como la hormiga voladora, por ejemplo.