acherontia atropo mariposa calavera

Acherontia atropos, mariposa de la muerte o calavera

La Acherontia atropos, comúnmente conocida como mariposa de la muerte o mariposa calavera, es una especie de lepidóptero o lo que es lo mismo: una mariposa. Su nombre popular se lo debe al dibujo que posee en su tórax, similar a una calavera humana.

Características de la Acherontia atropos

Esta mariposa, de considerables dimensiones, suele medir entre 9 y 12 centímetros. De los dos pares de alas que tiene, las superiores, de color oscuro, son las más grandes. Las alas inferiores en cambio son de un color más claro, ligeramente anaranjado. La mariposa de la muerte es de costumbres nocturnas, lo que significa que está mucho más activa una vez se ha puesto el sol. En esta especie, al igual que en muchas otras, existe un marcado dimorfismo sexual. Como habitualmente ocurre, la hembra de la mariposa calavera es mucho más grande que el macho. Pero además posee unas antenas más largas y gruesas que facilita su diferenciación. Esta especie es originaria del continente africano, pero es muy común verla en el continente europeo debido a las migraciones periódicas que realiza. La mariposa de la muerte puede alcanzar velocidades de hasta 50km/h. Por este motivo es mucho más frecuente encontrarla en nuestro país en los meses cálidos. Sin embargo, durante los últimos años y teniendo en cuenta el implacable cambio climático, cada vez es más fácil verla hacia el norte peninsular.

Ciclo de vida de la mariposa calavera

gusano acherontia atropo gusano mariposa calavera

La mariposa calavera únicamente pone un huevo ovalado en el envés de las hojas de color gris verdoso. De este huevo nacerá una larva que pasará por cuatro fases antes de alcanzar la edad adulta y convertirse en mariposa:

Primera fase: larva de color verde claro con franjas diagonales amarillas.
Segunda fase: desarrolla un cuerno espinoso y de color oscuro en el dorso.
Tercera fase: el cuerno se torna amarillo y termina por perfilar las siete franjas laterales típicas de esta especie.
Cuarta fase: pierde el cuerno y unifica su color que puede ir desde el verde hasta el marrón.

Superada esta última fase, la oruga se recubre de una sustancia similar a la saliva y busca un lugar donde enterrarse a la espera de culminar su metamorfosis de pupa a imago. En nuestro país, la Acherontia atropos tiene dos generaciones al año debido a las temperaturas cálidas.

Mitos y leyendas de la mariposa de la muerte

Debido al tatuaje de su espalda, la Acherontia atropos se ha ganado el nombre de mariposa de la muerte. Lógicamente son muchos y muy variados los mitos que existen acerca de esta curiosa mancha. Todos ellos relacionados con los malos augurios y la muerte, como no podía ser de otra manera. La ciencia ha convivido durante muchos años con el saber popular, lo que ha llevado en innumerables ocasiones a bautizar los nuevos hallazgos con términos muy llamativos. Y este es el caso de la mariposa de la muerte, cuyo nombre científico, Acherontia atropos, deriva de las siguientes palabras:

Acheron: que significa “río de dolor o río de las almas”, dentro de la mitología griega.
Atropos: nombre que recibe la diosa de la mitología griega que decidía la muerte de las personas.

Esta especie no ha sido la única bautizada en este sentido; A. lachessis y A. styx corrieron la misma suerte. La primera de ellas por la diosa Láquesis, encargada de decidir la longitud del hilo de la vida de las personas, y la segunda por una ninfa del océano llamada Estix hija de Érebo, las tinieblas, y Nix, la noche.

Este insecto ha sido mencionado por el propio Edgar Allan Poe en el cuento “La esfinge”, pero, sin duda, el punto de inflexión llegó con la película “El Silencio de los corderos”. La Acherontia atropos era la pieza angular del cartel de la famosa película.

En la Edad Media, se consideraba un mal presagio que esta mariposa se colara en las iglesias o las casas. Este temor no era en vano, pues esta peculiar mariposa tiene la capacidad de chillar.

Alimentación de la Acherontia atropos

La mariposa calavera cuenta con una espiritrompa corta y gruesa muy propia para succionar la mayor cantidad de miel que le sea posible. Sí, así es. La Acherontia atropos es una enamorada de la miel, que no del néctar de las flores. Con su trompa puede llegar a succionar una cantidad superior a su propio peso corporal.

Acceder a las colmenas para obtener la apreciada miel no es tarea fácil. Pero la mariposa de la muerte cuenta con un as en la manga que ya hemos adelantado. Esta especie de lepidóptero puede emitir un sonido bastante curioso que parece imitar al zumbido de la abeja reina. Esto lo consigue gracias a unas estructuras internas. En primer lugar, se produce un primer sonido al pasar el aire succionado a través de la espiritrompa y activar una membrana que le ayuda a la deglución. Acto seguido, la misma membrana se debe abrir de nuevo para permitir la salida del aire. Algo así como un acordeón. Pero, aunque parece algo complejo, todo este circuito dura apenas 0,2 segundos. Este chillido repele a los depredadores y evita que las abejas la ataquen cuando accede a la colmena para conseguir su miel, por confusión con la abeja reina.

La dieta seguida por la mariposa de la muerte no acaba ahí. Aunque las orugas de Acherontia atropos son polífagas, los científicos han confirmado que tiene cierta predilección por las solanáceas. Debido al gran tamaño de éstas, su velocidad de movimiento es muy limitada por lo que prefieren acabar por completo una hoja antes de empezar la siguiente.