poda del olivo

¿Cuándo se poda un olivo? Calendario de abonado y fumigación

La poda de los olivos es un proceso complicado y que requiere de cierta experiencia. En ella pueden intervenir factores como el clima, la variedad del cultivo, el tipo de terreno o las precipitaciones en el olivar. La Olea Europaea o como coloquialmente se la conoce “aceituno”, es un árbol de hoja es perenne y un porte muy ancho y grueso. La producción española de aceite de oliva supone más del 70% de la producción de la Unión Europea y es el 45% de la producción mundial.

¿Cuándo se podan los olivos?

Enero y Febrero:

Situados en pleno invierno y gracias a la ausencia de movimiento del olivo, este es el momento adecuado para podar los olivos para su formación y definir la estructura correcta para la próxima producción de aceituna. Este calendario puede variar aproximadamente un mes dependiendo de la zona geográfica donde esté situado el olivar.

Las yemas de invierno estarán totalmente cerradas y permanecerán latentes hasta bien entrado el mes de febrero, aunque pueden adelantarse o retrasarse dependiendo del la climatología. Por ello, la tarea de podar los olivos debe realizarse en estos meses del año y nunca cuando tenga movimiento el árbol.

Agosto y septiembre

Durante estos meses, las tareas no son realmente una poda del olivo como tal, pero sí será necesaria la eliminación de las llamadas varetas o chupones, que aparecen en el tronco de nuestros olivos. Esta técnica es conocida como “desvaretar”. Dichos crecimientos vegetales restan vigor y fuerza al árbol y no permiten a la savia llegar a todas las partes del árbol, por lo que es un aspecto crucial.

Tipos y etapas de poda

  • Etapa temprana o improductiva: será la poda que se realice en las primeras fases de crecimiento del olivo y su objetivo principal es definir la forma, mediante la cual buscaremos obtener un árbol con un buen tronco y tres ramas principales.
  • Etapa productiva: su objetivo será mantener el tamaño adecuado de la copa y estará enfocada en la época productiva del olivo.
  • Etapa final: la misión es eliminar las ramas que no sean productivas para alargar la vida eficiente del árbol y obtener una mayor producción de aceitunas.

¿Cómo podar un olivo?

En la etapa tempera o improductiva nuestro objetivo será la eliminación de todos los chupones o pequeñas ramas que salen del tronco y que no permiten un crecimiento vigoroso del olivo.

Tras el quinto o sexto año, trabajaremos en la estructura del árbol prestando mucha atención a mantener una estructura equilibrada con una copa frondosa, pero permitiendo que todo el árbol reciba la  mayor cantidad de luz posible. Todas aquellas ramas que salgan torcidas o con mala dirección deben ser eliminadas; lo que nos ayudará en un futuro a una recolección más sencilla y con menos pérdidas.

La poda del olivo es tan importante como el abonado o los tratamientos aportados. Una buena poda y un mantenimiento adecuado ayudará a que nuestro olivar sea mucho más productivo y se mantenga sano durante más tiempo.

Calendario abonado del olivo

Febrero y Marzo

Comenzaremos el abonado aportando nitrógeno a nuestros olivos, lo que proporcionará una fuente de energía y estimulación de las nuevas hojas y, a futuro, el engorde del fruto.

Marzo

Durante este mes, el olivo seguirá con la formación del racimo y es el momento idóneo para aportar un abonado completo.
Usaremos un abono compuesto con nitrógeno, fósforo y potasio, poniendo especial atención en el nitrógeno.

Abril

Es el momento del hinchado del llamado “botón floral”, en el que, incluso, podremos ver el cáliz de la futura flor en nuestros olivos. Debemos prestar especial atención en este momento, puesto que es la etapa crucial de desarrollo de la futura aceituna.

Aplicaremos productos encaminados a la formación y el cuajado de los frutos como estimulantes vegetativos y soluciones a base de fósforo.

Mayo

Podremos aplicar un aporte foliar con microelementos que estimulan la floración de nuestros olivos durante este mes del año, puesto que es el momento en el que aparecerán las primeras flores. Hay diversos estudios que indican que las abejas también influyen en la polinización de los olivos. Aunque la polinización mayoritaria es realizada mediante el viento.

Junio y julio

Este mes de junio es muy interesante para el desarrollo de la futura oliva. Es el momento idóneo para equilibrar el balance nutricional del olivo y proporcionarle los aportes necesarios para que los frutos puedan terminar de desarrollarse correctamente.

Octubre

Comenzaremos a aumentar los niveles de potasio al cultivo, teniendo como objetivo facilitar la etapa de maduración del fruto, la acumulación de ácidos grasos y el cambio de color.

Noviembre y diciembre

Tendremos prácticamente toda nuestra producción lista para ser recogida y será el momento de aplicar abonos NPK muy ricos en potasio.

Calendario fumigación del olivo y fitosanitarios

Febrero y Marzo

Durante esta época del año, comenzará la formación del futuro fruto, más conocida como “fase 2” o “brotadura”, en la cual las yemas comienzan a engordar poco a poco hasta que alcanzan la fase foral. Es en este momento cuando arrancan las primeras apariciones de prays o polilla del olivo, la plaga más común de un olivo.

Llegados a este punto, toca comenzar con el calendario de tratamiento fitosanitarios en el olivo para evitar una infectación que afectará a la producción del la futura oliva.

Marzo

Debemos controlar la aparición de mosca del olivo y prays en nuestros olivos; prestaremos también especial atención a la aparición de enfermedades como el repilo, la cual debe ser tratada con productos a base de cobre. Es muy importante tener en cuenta las lluvias que suelen caer en esta época del año y cuándo aplicaremos, si fueran necesarios, los tratamientos.

Abril

Continuaremos con el control de plagas aplicando insecticidas para el control, en caso de ser necesarios.

Mayo

Aplicaremos tratamientos insecticidas foliares para controlar la aparición de la llamada 2ª generación de prays. Siempre que nos encontremos más del 20% de las flores abiertas.

Junio y julio

Continuaremos trabajando para vigilar y controlar los prays utilizando, si fuera necesario, los productos autorizados, dosis y tiempos de aplicación entre tratamientos.

Agosto y septiembre

El fruto está alcanzando prácticamente la mitad del tamaño que tendrá cuando sea recolectado con el hueso endureciéndose o prácticamente ya endurecido. Tendremos que revisar y estar alerta ante amenazas como la mosca del olivo que se alimenta de los frutos picándolos. Esto podría echar a perder todo el trabajo realizado durante los meses previos.

Octubre

Las lluvias durante esta fase del año propiciarán la aparición de enfermedades como el repilo. Invitándolos a instalarse en los olivos. Es el momento en el que las aceitunas adquieren su tamaño final y comienza el proceso de maduración y, por lo tanto, se produce el famoso cambio de color.