espelta

Espelta: tipos, propiedades y valor nutricional

La espelta, así conocida popularmente o Triticum spelta por su nombre científico, es un tipo de cereal que cuenta con diversas propiedades. Sorprendentemente este grano data desde hace más de 7000 años lo que significa que es mucho más antiguo que el propio trigo.

Su origen

Es originario del oriente y se cree que sus primeras siembras fueron realizadas en Irán. A partir de allí su distribución alrededor del mediterráneo fue a gran velocidad, llegando inclusive a países como China y siendo muy aprovechada en el Egipto Antiguo en donde su principal uso era para la fabricación de cerveza.

Este grano fue bastante exitoso en regiones como Galicia, Asturias, diversas zonas de Suiza y Alemania del sur en la Edad Media. Estas zonas tienen algo en común y es que se caracterizan por ser de clima duro lo que fue favorable para su desarrollo.

No obstante, a partir del siglo XIX fue decayendo la producción debido a la aspereza de su cáscara, y a la dificultad para procesarlo. Sin embargo, en la mayoría de zonas rurales la producción y el consumo no se detuvo.

En la actualidad, este grano ha resurgido y es muy estimado por algunas poblaciones. Esto se debe principalmente a que es muy resistente a enfermedades, no son necesarias grandes cantidades de agua para cultivarlo y puede prosperar en climas fríos. Gracias a ello, es uno de los cereales por excelencia en países como Austria y Alemania.

¿Cuáles son los tipos de espelta?

Este cereal puede ser clasificado según el tamaño del grano. Dicho esto, a continuación, se muestra una pequeña lista con las características más destacadas según su tipo:

  • Pequeña cultivada: es una de las variedades que posee la menor cantidad de alérgenos gracias a cómo está estructurada genéticamente. Es un grano bastante pequeño y que se encuentra al desnudo.
  • Pequeña salvaje: de igual forma es de tamaño pequeño, pero este permanece con la cáscara.
  • Grande: son granos de corteza resistente y de grandes dimensiones. Estas son las principales características por las cuales son muy resistentes a los climas inclementes.

Valor nutricional de la espelta

Una taza de este grano contiene gran variedad de nutrientes que son:

  • Fósforo: 29% C.D.R.
  • Manganeso: 106% C.D.R.
  • Hierro: 18 % C.D.R.
  • Zinc: 16% C.D.R.
  • Vitamina B1: 13% C.D.R.
  • Cobre: 21% C.D.R.
  • Vitamina B3: 25% C.D.R.
  • Proteína: 10,7 g.
  • Fibra: 7,6 g.
  • Calorías: 246

¿Cuáles son las propiedades de la espelta?

Se podría decir que la característica más reseñable de la espelta es que resulta ser muy sencilla de digerir. Gracias a esta propiedad es muy beneficiosa para personas que padecen de estreñimiento.

También, por su alto contenido en gluten y fibra es mucho más sencillo de emulsionar en el agua. Asimismo, cuenta con muchos otros beneficios que son esenciales para la salud, siendo los principales:

  • Contiene ocho aminoácidos que son beneficiosos para el cuerpo y que este no puede producir por sí mismo.
  • Promueve la regeneración de los tejidos.
  • Excelente fuente de proteínas.

¿La espelta se parece al trigo?

Es cierto que tanto el trigo como la espelta son dos tipos de granos pertenecientes a la familia del Triticum, pero su principal diferencia radica en la hidratación a la que son sometidos para aumentar el rendimiento del mismo.
No obstante, una de las ventajas de la espelta sobre el trigo es que contiene mucha más proteína, específicamente un 5% más, que se digiere con más facilidad y por lo cual contiene más nutrientes.

Harina de espelta

Son infinitas las recetas que se pueden preparar usando harina de espelta. Recetas tales como: pizzas, crepes, empanadas e incluso pan, el cual, de hecho, es uno de los aspectos en los que más se destaca.

Otras recetas con el grano de espelta

Lo que no tenías en cuenta es que también hay diversas recetas que puedes preparar usando este cereal como: ensaladas, salteados con vegetales, risottos y sopas, lo que significa que es un grano muy versátil que no debe faltar en tu día a día.