la miel engorda

¿La miel engorda?

La miel es una alternativa saludable a la mayoría de los edulcorantes artificiales. Su sabor por lo general es más dulce que el azúcar granulado, por lo que muchos creen que la miel engorda; ¿será mito o realidad?

La miel es un producto completamente natural compuesto principalmente por dos azúcares, la fructosa y la glucosa. A diferencia de otros edulcorantes, la miel de alta calidad está repleta de nutrientes como antioxidantes, enzimas y minerales que son necesarios para que el cuerpo funcione correctamente. Aunque es cierto que la miel nos aporta calorías, al mismo tiempo también nos aporta enormes beneficios para la salud que debemos aprovechar.

Realmente al contener menos calorías que el azúcar y tener un índice glucémico moderado, la miel puede mantener ciertamente controlados los niveles de azúcar en la sangre. En estos niveles, nos proporciona una mayor saciedad y la consiguiente reducción de la producción de grasa.

Contenido Calórico

En comparación con el azúcar procesado, la miel cuenta con un mayor dulzor. Debido a esto, la gente tiende a pensar que la miel contiene más calorías. En concreto, la miel tiene 304 calorías por cada 100 gramos, mientras que el azúcar tiene 387 calorías.

La diferencia está en la proporción de azúcar, ya que el azúcar blanco es 100% sacarosa. Por otro lado, de 100 gramos de miel se obtienen 82 gramos de azúcar, 17 gramos de agua y 1 gramo de macro y micronutrientes. La miel es un alimento muy calórico, pero lógicamente su efecto sobre nuestro peso dependerá de la frecuencia y la cantidad de su consumo.

De hecho, el aumento de peso no siempre es la razón del valor calórico que un solo alimento puede aportar. La miel tiene menos calorías que el azúcar y al ser más dulce suele usarse en menor cantidad que el azúcar granulado. La miel natural puede ser el aliado perfecto en nuestra dieta.

¿Cuánta miel consumir al día?

El consumo excesivo de miel y otros productos ricos en calorías puede provocar un aumento de peso. Por ello, se recomienda no superar los 25gr de miel al día, siendo recomendable reducirlo a unos 14 gramos aproximadamente, si se consumen otros tipos de azúcares durante el día.

La miel ayuda en la producción de energía porque aporta muchos azúcares, la mayoría de los cuales son glucosa y fructosa. Estos compuestos se absorben rápidamente en la mucosa intestinal y aportan energía en cuestión de minutos. Cuando la miel se produce de forma natural, el producto tiene varias ventajas y propiedades nutricionales.

La miel cruda es un alimento elaborado por las abejas que contiene azúcar de forma natural, pero también contiene otros compuestos muy beneficiosos para el organismo, como antioxidantes, aminoácidos, minerales, vitaminas y enzimas.

Gracias a estos nutrientes, la miel es considerada un alimento muy completo, convirtiéndose en un aliado saludable para cuidar nuestro organismo. Además, entre otros beneficios, la miel posee propiedades cicatrizantes, antioxidantes, antibacterianas y antiinflamatorias.

¿Podría producir Diabetes?

Básicamente no hay ningún beneficio en sustituir la miel por azúcar en un plan de comidas para diabéticos. La miel y el azúcar inciden en los niveles de glucosa en la sangre de la misma manera. Pero pequeñas cantidades de miel pueden mantener estables los niveles de azúcar en la sangre sin que tengas que cambiar tu dieta.

Úsalo si prefieres el sabor de la miel respecto al azúcar. Pero sólo con moderación. Asegúrate de incluir los carbohidratos en la dieta como parte de un plan de comidas para la diabetes. Por último, ten en cuenta que si compras miel, siempre debe ser natural y debiendo evitar siempre que puedas las importadas.

La miel es una gran alternativa si quieres cambiar hábitos dañinos para tu organismo. Los productos procesados de miel suelen contener químicos y compuestos tóxicos. Sin embargo, comprar miel natural es beneficioso para la conservación de la biodiversidad y el equilibrio del ecosistema.