lavanda

Lavanda, lavandín y espliego. Diferencias y similitudes

La lavanda, lavandín o espliego se tratan en realidad de tres plantas de la misma especie. Pertenecen a la familia de las lamiáceas y cada una cuenta con propiedades diferentes, además de ser usadas de infinitas maneras. Los usos más comunes de ellas son los aceites esenciales y la preparación de una exquisita miel que brinda muchos beneficios para la salud. Resulta muy importante establecer cuál es la diferencia entre cada una de estas plantas y para esto se dará una pequeña explicación sobre cada una de ellas.

¿Cuáles son las diferencias entre la lavanda, el lavandín y el espliego?

Comenzamos haciendo referencia a la lavanda, que en cierto modo es una de las más populares. También llamada Lavándula Angustifolia, esta planta generalmente se cultiva en la zona sur de Francia, llegando a alcanzar un tamaño de 100 centímetros y que florece específicamente entre abril y mayo. Por otro lado, tenemos al espliego que suele confundirse con la lavanda. Su nombre científico es Lavándula Latifolia y es mucho más reconocida en España. Esta planta es un poco más pequeña que la propia lavanda, llegando a alcanzar hasta 80 centímetros de altura y florece de junio a agosto. Ahora tenemos el caso del lavandín o conocido como Lavándula Hybrida, se trata de una mezcla entre los casos anteriores, dando como resultado una planta con una espiga más puntiaguda y un color un poco más intenso. Su principal diferencia radica en la cantidad de flores que produce, ya que suele ser mayor que las demás especies.

¿Cuáles son las propiedades de la lavanda y del espliego?

Con respecto a la lavanda, uno de los elementos de gran uso es su aceite aromático que está compuesto por alcoholes terpénicos que pueden encontrarse de igual forma en diversas plantas como las rosas. Este componente es el encargado directo de producir un efecto relajante del sistema nervioso. De igual forma, es bastante famosa por contener taninos que pueden encontrarse en las frutas como la uva y también en el café o té, concediéndole a la planta cualidades astringentes, antiinflamatorias y antioxidantes. Esta última característica es esencial para la protección de las células del organismo de los radicales libres y retrasar el envejecimiento. Además de eso es excelente para prevenir padecimientos como
  • Cáncer.
  • Alzhéimer.
  • Problemas cardiovasculares.
Las propiedades del espliego son parecidas en cierto sentido a las de la lavanda, aunque con algunas diferencias sutiles. Posee también cierta influencia en el sistema nervioso que más que sedar, tiene un efecto más calmante, principalmente cuando es usado como un aceite esencial. Causa sensación de alegría y es efectivo contra el decaimiento. Además, es usado como cicatrizante y antiséptico efectivo para limpiar úlceras. No solo eso, también es un antinflamatorio muy eficaz utilizado para esguinces, contusiones y dolores reumáticos.

Otros usos del espliego

Otro uso interesante del espliego se da en la producción de miel, que aporta varios beneficios al cuerpo. Se da gracias a la acción de las abejas que habitan los campos de espliego, recolectando este néctar con un sabor y olor característico dado por estas flores. A continuación, se muestran algunas de sus propiedades más resaltantes:
  • Ayuda a mitigar las náuseas.
  • Favorece la eliminación de gases.
  • Promueve el restablecimiento de la bilis.
  • Es muy usada para curar cortes, picadas de insectos, quemaduras y quemaduras solares.
  • Es recomendada para prevenir afecciones respiratorias como tos, bronquitis, faringitis o gripe. Aunque de ninguna manera puede ser usada como un sustituto de un medicamento, pero sé como un complemento que puede ayudar a mejorar la sintomatología.
  • Juega un papel interesante en el mundo de la cosmética, ya que es usada frecuentemente para atacar el acné. Además, de ser un gran aliado para luchar contra el estrés y el insomnio.