polinizacion

La polinización, indispensable para la vida

La polinización es un proceso de suma importancia para el planeta, ya que sin ella no existiría la vida como la conocemos. Ocurre cuando el polen es trasladado desde el órgano floral masculino, también conocido como estambre, hasta el órgano floral femenino, llamado estigma.

De esta manera, se realiza la formación y fertilización de los óvulos de la flor para luego dar paso a la creación de semillas y frutos. Este proceso sucede con la ayuda esencial de los polinizadores que son los responsables de realizar el traslado del grano producido por las plantas.

¿Cuáles son los tipos de polinizadores?

Pueden ser de dos clases: la primera son los llamados agentes abióticos que no son más que el agua o el viento y la segunda hace referencia a los agentes bióticos que abarca los animales, particularmente a los insectos.

Ellos son los verdaderos responsables de este proceso, ya que se les atribuye más del 80% de la polinización de la variedad floral del planeta. Como principales insectos polinizadores se encuentran: las abejas, las polillas, mariposas, escarabajos, moscas y murciélagos.

También, se encuentran algunos tipos de flores a las que se les cataloga como las generalistas. Ellas pueden ser polinizadas por diferentes agentes, mientras que en caso contrario están las flores denominadas “especialistas” que solo pueden admitir una clase de género.

Tipos de polinización

  • Polinización artificial

En este tipo de polinización ocurre debido a la participación del ser humano controlando la reproducción. Existen algunas razones por las cuales se puede llevar a cabo, las cuales son: pocos agentes polinizadores naturales en los cultivos o que se quiera evitar la modificación de ciertas carteristas de una planta en particular.

El proceso es bastante complejo, ya que las flores deben ser cubiertas para eludir a otros polinizadores. Luego el polen es recogido del estambre y transportado hasta el estigma, siendo cubiertas nuevamente para que no se estropee el proceso de fecundación.

  • Polinización natural

Sucede sin la participación del humano, lo que constituye su diferencia más evidente con respecto a la artificial. La polinización cruzada y la directa son ejemplos de este tipo de polinización.

  • Polinización directa

También llamada autopolinización, esta ocurre cuando el grano aterriza solo desde el órgano floral masculino al órgano floral femenino desde la misma flor. La ventaja más evidente de este tipo de polinización es que no se necesitan agentes, por lo cual la misma flor puede reproducirse igualmente.
Asimismo, no existen pérdida de polen porque los granos no recorren distancias largas. Como ejemplos de este tipo de plantas se encuentran algunas variedades de manzanos, ciruelos, nísperos y el granado.

  • Polinización cruzada

Sucede cuando el grano de polen es trasladado de un arbusto a otro por medio de un agente abiótico o uno biótico. Es necesaria cuando el órgano floral masculino y femenino no son de la misma variedad o se encuentran en etapas distintas de desarrollo. Los ejemplos de plantas más comunes en los que se necesita este tipo de polinización son el almendro, el melón y el girasol.

  • Polinización biótica y abiótica

La primera ocurre debido a la participación de insectos, aves o animales, mientras que el segundo caso sucede gracias a que se hace el transporte del grano por medio del aire o del agua.

  • Polinización entomófila

Es uno de las más famosas y es realizada por la intervención de insectos. Los granos que transportan estos insectos suelen ser pegajosos y se adhieren a la complexión del insecto, como ocurre con las abejas.

  • Polinización ornitofilia

Se da gracias a que las aves transportan el polen de un lado al otro. El ejemplo más famoso de ave polinizadora es el colibrí.

  • Polinización anemófila e hidrófila

La anemofilia se da gracias a que el viento transporta los granos. Existen diversas plantas que producen el polen en grandes cantidades, ya que es el único método en el que aseguran la polinización.

Por otro lado, está la polinización hidrófila que es realizada por el agua. Existen casos en los que las gotas de lluvia al salpicar pueden llevar el grano hasta el estigma de la misma variedad, aunque en otras ocasiones ocurre cuando el polen flota hasta el órgano floral femenino o moverse por medio de corrientes de agua.

¿Cuáles son los beneficios de la polinización?

El proceso de la polinización aporta diversos beneficios que ayudan a preservar la vida en el planeta. Estos son:

  • Posibilita la reproducción, ya que existen variedades de plantas que pueden multiplicarse únicamente por medio de polinizadores.
  • Aseguran la biodiversidad garantizando un equilibrio en el ecosistema.
  • Impulsa el sistema agrícola, aumentando el rendimiento hasta en un 24% según la F.A.O.