tipos de abejas

Tipos de abejas

En nuestro planeta existen aproximadamente unos 20.000 tipos de abejas, pero de esta enorme variedad la que es más reconocida es la Apis Mellifera o abeja doméstica. Estos insectos cuentan con una larga lista de particularidades. Aspectos como la producción de miel o la polinización de miles de especies de plantas son de las más conocidas.

Pero quizás una de las más impresionantes es que las abejas viven en colmenas con un alto nivel de organización social. Esto hace necesario que exista una clasificación entre las propias abejas, lo que está asociado a variaciones morfológicas, conductuales o fisiológicas, entre otras.

Pasemos a ver con mayor detalle cuáles son los tipos de abejas dentro de la colmena.

Los tipos de abejas dentro de una colmena

Dentro de una colmena sana de abejas melíferas podemos encontrar entre 10.000 a 80.000 individuos. Pero independientemente de su número siempre encontraremos 3 tipos: la reina, las obreras y los zánganos.

Abeja reina

En cuanto a su forma, esta abeja es un poco más grande que las obreras, destacando por poseer un abdomen mucho más alargado. Su principal característica es que es la única hembra fértil de toda la colmena y es la responsable de depositar los huevos que darán lugar a las nuevas generaciones de abejas.

Los huevos son colocados en celdas en la colmena. Estos pueden ser fecundados o no. En el primer caso, nacerán abejas obreras, mientras que de los segundos, eclosionarán los zánganos gracias a un fenómeno reproductivo llamado partenogénesis.

Se puede decir que las abejas reinas son creadas, ya que se distinguen de las obreras por ser alimentadas exclusivamente con jalea real. Apenas nace ya está lista para realizar los vuelos de apareamiento con los zánganos, que son los únicos momentos en que estará fuera de la colmena.

Su larga vida, de hasta 5 años, es otro factor que la hace destacar sobre las demás abejas. Para mantener el control de la colmena, la reina libera feromonas que dan a cada miembro de la colmena una función específica.

Cuando la reina deja de segregar estas feromonas simplemente es depuesta por las obreras quienes se apresuran a alimentar a las larvas para generar una nueva reina. De estas, la primera que nazca matará a las competidoras.

Abejas obreras

Las abejas obreras no son más que hembras infértiles y que se dedican exclusivamente a cumplir las órdenes que reciben de la reina. En los lugares en que se aprecian claramente las cuatro estaciones, las obreras pueden vivir hasta un máximo de cinco meses durante la temporada cálida. Mientras que en el invierno llegan a vivir un poco más.

Si bien se encargan de todas las tareas en la colmena, éstas están divididas de acuerdo a la edad del individuo. Durante los primeros 21 días de su vida adulta no salen de la colmena y ejecutan las siguientes labores:

  1. Limpieza de la colmena.
  2. Alimentación de las nuevas generaciones.
  3. Construcción de panales de cera.
  4. Almacenamiento de alimento.
  5. Defensa de la colmena.
  6. Ventilación de la colmena.
  7. Cuando pierden la capacidad de producir cera salen a la búsqueda de néctar, polen y agua.

Las abejas obreras cuentan con un aguijón que se desprende mientras inyecta un veneno cargado con apitoxina. Tras esta acción, la abeja muere.

Zángano

Los zánganos son los únicos ejemplares machos que podemos encontrar dentro de una colmena. Surgen de huevos no fecundados, lo que garantiza que tengan solo la mitad de su carga genética.

Su vida gira en torno a la fertilización de la reina sin realizar ninguna otra función. La copulación se produce en pleno vuelo y una vez terminado el acto, el zángano muere.