tipos de colmenas

Tipos de colmenas: Ventajas y desventajas

La colmena, caracterizada por ser el lugar en el que viven las abejas perfectamente organizadas según las funciones asignadas, es una estructura que ha sido elaborada por el hombre. Son varios los tipos de colmenas que existen. Algunas de ellas se clasifican por los materiales con los que son construidas o el tipo de estructura que tienen.

Algunas de las colmenas que se pueden encontrar, se clasifican en:

  • Fijistas: los panales son elaborados directamente por las abejas y quedan fijos y adheridos a la colmena,
  • Móviles: los cuadros no son elaborados por las abejas y gracias a que son extraíbles no se destruyen en su recolección.

Siendo estas últimas el tipo de colmena más usado en la actualidad.

Si quieres obtener más información de los tipos de colmenas, estás en el sitio ideal. A continuación, te mencionamos cuáles son los tipos de colmenas que existen y sus características.

Colmena Langstroth

Se trata de uno de los tipos de colmenas más utilizados en Europa y norte de España. Su estructura es vertical y se fabricó por primera vez en Estados Unidos en el año 1851.

Se encuentra formada por 10 cuadros y se pueden emplear tanto alzas completas como medias alzas. En la actualidad, esta colmena se considera universal debido a que puede ser utilizada tanto por aficionados como por profesionales.

Alguno de los aspectos positivos de este tipo de colmena es que ofrece mucha versatilidad, un alto nivel de productividad, facilidad para producir mieles monoflorales y sencillez en el proceso de obtención de la miel.

Este tipo de colmena permite la realización de tratamientos sanitarios sin dejar apenas residuos en la miel, gracias a que cuenta con dos cámaras separadas. Es importante mencionar que los cuadros son intercambiables entre cada una de las cámaras de cría y las de las alzas.

Ahora bien, lo negativo de estas colmenas es que se necesita un poco de experiencia para el manejo de las alzas. Respecto al tamaño de las cámaras, estas pueden llegar a quedarse pequeñas en la etapa de máximo crecimiento de las abejas.

Colmena Layens

Este tipo de colmena se conoce por ser muy empleada en la zona sur de España. Se caracteriza por ser una construcción horizontal, cuyo origen se encuentra en Francia. Si bien es cierto que es un tipo de colmena predominante en España, la realidad es que muchos apicultores han contemplado como mejor opción la posibilidad de usar las estructuras verticales frente a estas.

La colmena Layens está constituida por 12 cuadros de cabezal cerrado, lo que significa que no permite el paso de abeja. No obstante, aunque se pueden encontrar modelos de este tipo de colmena con 14 o 10 cuadros, no es algo habitual.

Lo positivo que ofrece este tipo de colmena es que es de fácil traslado, su precio resulta más accesible y su manejo es sencillo. A pesar de que no cuenta con alzas, permite producir una buena cantidad de miel. Sin embargo, sí permite la posibilidad de añadir medias alzas, lo que la asemeja un poco más a una colmena vertical.

Como aspectos negativos encontramos que la colmena sólo cuenta con un compartimento para la cría y la miel. Esto dificulta llevar a cabo una apicultura ecológica, ya que no se puede tener una plena garantía en cuanto a los tratamientos utilizados.

Aunque sea más económica, a largo plazo termina siendo menos rentable que los modelos de colmenas verticales. Por otro lado, se tiene que tener en cuenta que la estructura horizontal dificulta el manejo y la producción de miel, y no se puede ver el estado de las abejas sin retirar los cuadros.

Colmena Dadant

Es un tipo de colmena muy empleada en la Comunidad Valenciana y en ciertas zonas de España. En Francia, en cambio, este tipo de colmena es el más utilizado en todo el territorio. Se encuentra constituida por 10 cuadros y medias alzas.

Los aspectos positivos que presenta esta colmena es que es de crecimiento vertical, permitiendo el uso de medias alzas. Además, el control de enjambrazón es fácil gracias a que la cámara de cría es de  un tamaño más grande de lo habitual. Por último, este tipo de colmena es considerada como la mejor opción para lograr una mayor producción de miel.

Como desventajas tenemos que el precio es mayor en comparación con otras colmenas. Además de que sus cuadros no son intercambiables, hay que tener presente que en caso de que se tengan muchas alzas, el transporte puede llegar a ser bastante complicado.